LOS COSMONAUTAS

Palabras que queman

Óscar Sanmartín. "El planeta hermético" Óscar Sanmartín. “El planeta hermético”

La imponente trompa nacarada de la gran nave espacial pareció llenar la oscuridad sideral un momento. Los monstruosos alerones direccionales iniciaron un lento giro en su interminable entramado metálico, y la emisión de partículas de la antena transmisora formó una onda de transferencia que se filtró hacia los compartimientos interiores, pero cuyo eco se perdió en el vacío cósmico: Itinerario de ruta corregido. Preparándose para el anclaje.
— ¿Escuchaste?
La única respuesta a su pregunta fue un leve gruñido venido del montículo de sábanas a su lado, que empezó a ovillarse alejándose hacia el otro extremo de la cama. El reloj indicaba unos minutos pasadas las cinco de la mañana. Se enderezó para encender la luz, mientras pasos dispersos corrían en ráfagas discontinuas por el exterior de la cabina.
— Oye –volvió a decir, ladeando un poco la cabeza, como si auscultara algún sonido en la…

Ver la entrada original 821 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s